Síguenos en

Entrevistas

Jennifer Maia promete una versión más agresiva y madura en revancha ante Katlyn Chookagian

Integrante del top 5 del peso mosca (125 lb) de la UFC, Jennifer Maia tiene una oportunidad de oro para ajustar cuentas con una vieja rival y, además, acercarse a una nueva disputa por el título de la categoría. Este sábado (15), la brasileña se enfrentará a Katlyn Chookagian, en la edición Las Vegas 46, y, pese a buscar prolongar su buen momento en la organización, niega que el clima para medir fuerzas con ‘Blonde Fighter’ vuelva a ser hostil.

En el día de los medios de comunicación del UFC Las Vegas 46, que contó con la presencia del informe de Ag. Fight, Maia aseguró que no hizo ningún esfuerzo por concretar la revancha con su rival y explicó que lo que hizo posible el nuevo encuentro en el octágono fue el hecho de que ambas estaban en una posición destacada en la categoría. La excampeona de Invicta FC posee el cuarto lugar en el ranking de la división, mientras que la estadounidense ocupa el segundo lugar, por lo que la ganadora del duelo podría volver a competir por el título.

En tal sentido, Jennifer tiene la posibilidad de empatar la rivalidad con Chookagian y dejar atrás la derrota sufrida ante la estadounidense en 2019, cuando esta ultima ganó por decisión unánime. Ahora, más confiada y por haber sido una de las pocas luchadoras que le dio trabajo a Valentina Shevchenko, la ‘carioca’ destacó que este es el momento ideal para colocar su nombre en la élite de la división de una vez por todas.

«No me sorprende. Mirando las clasificaciones, supe que ella podría ser una de las posibles oponentes. No creo que tenga que hacer una revancha con ella para intentar ganar. Quería pelear con alguien delante de mí en la clasificación. La última vez peleé con Eye y ella estaba detrás, ahora quería enfrentar a cualquiera que estuviera delante de mí para tener una nueva oportunidad de luchar por el título. No veo mucha diferencia en ello. Creo que tiene el mismo juego que las ultimas veces que la vi pelear. Desde entonces, he madurado mucho. Haber peleado con la campeona me hizo ver que puedo llegar más lejos, que puedo arriesgar más, porque tengo mucho juego que no pude mostrar”, declaró Jennifer, antes de completar.

“En la primera pelea estaba muy aprensiva. Creo que me sacudió mucho no poder hacer el peso. Por mucho que puse una buena pelea contra ella, no tenía confianza en mí misma. Esta vez, cambié la estrategia para golpear el peso, como las últimas veces que golpeé. Ahora soy más libre para arriesgar más mi juego y no dejarla pelear en su zona de confort. Soy más agresiva y no tengo miedo de correr riesgos. En los otros, jugué un juego más cauteloso para ganar. Esta vez, como estaba mi campamento, estoy lista para correr más riesgos”, concluyó.

Actualmente, Jennifer Maia, de 33 años de edad, viene de conseguir una victoria sobre Jessica Eye, en un duelo realizado en julio, y ocupa la cuarta posición del ranking del peso mosca de la UFC. Por la UFC, la atleta ganó cuatro choques y perdió tres, siendo sus triunfos más notables ante Alexis Davis, Jessica Andrade, Jessica Eye, Joanne Calderwood y Roxanne Modafferi en dos oportunidades.

Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en Entrevistas