Síguenos en

Entrevistas

Deiveson Figueiredo apunta al arma que ‘destruyó’ juego de Moreno en el UFC 270

A finales de 2021, Deiveson Figueiredo decidió mudarse, vivir en Estados Unidos y entrenar en un nuevo equipo para salir de su zona de confort con la mirada puesta en recuperar el título de la UFC. La prueba de fuego tuvo lugar el sábado pasado (22) y el brasileño demostró que su actitud fue la más correcta. El ‘God of War’ brindó una actuación impecable y derrotó a Brandon Moreno, en duelo en el UFC 270, para convertirse en el campeón de peso mosca (125 lb) de la mayor empresa de las MMA del mundo.

En una entrevista exclusiva con Ag. Fight, Deiveson se aseguró de compartir los méritos de la victoria con dos personas más que ahora son parte de su vida: Henry Cejudo y Eric Albarracin. Actualmente, el brasileño forma parte de ‘Fight Ready’, equipo con base en Arizona (EE.UU.). Según el campeón, el resultado de su última actuación podría haber sido diferente si no hubiera tomado esa decisión que le cambió la vida.

“Soy un tipo al que le gusta reflexionar y ver mis errores. Vi los errores que estaba cometiendo y los eliminé de mi vida viniendo a los Estados Unidos para formar una nueva familia. El cinturón es la prueba. Si hubiera seguido con los mismos errores no hubiera vuelto a ganar este cinturón”, dijo el brasileño.

“(Cejudo y Albarracin) Son dos muchachos muy profesionales en lo que hacen. Sus tácticas de juego son bastante rudas. Estudian mucho al oponente y me dicen qué juego voy a jugar para esta pelea. Implementan el juego todos los días. En la semana tenemos tres encuentros y eso es muy bueno, es donde el peleador dice lo que le gusta, lo que quiere sumar. Me encantaron estos chicos. Llegaron para cambiar mi juego y me voy a trabajar”, concluyó.

Y precisamente ese cambio dicho por Deiveson hizo toda la diferencia para que él superara a su último torturador. Cada vez que entraba al octágono, el brasileño mostraba un estilo agresivo para noquear o someter a sus rivales, pero esta vez fue diferente y adoptó una postura más estratégica y sorprendió al mexicano. El campeón incluso apuntó un arma que usó en la pelea que, para él, hizo toda la diferencia para salir con la victoria.

“Ahora es otro Deiveson, un tipo estratégico. Me gusta subir, noquear. Hay un animal feroz dentro de mí y ese animal tiene que ser controlado. Lo están haciendo bien. Tengo golpes muy fuertes y casi no los exploto, especialmente la patada, y en esta pelea se notaba. Toqué a Brandon Moreno en su pierna varias veces y muchas personas que lo ven piensan que no le duele, pero me di cuenta de que realmente le dolían las piernas, por lo que las patadas tuvieron un gran efecto. (Las patadas) socavaron su resistencia y destruyeron su confianza en sí mismo. Fue entonces cuando decidió recibir una paliza. Vino a pelear y empezó a recibir derribos”, concluyó el campeón de la UFC.

Deiveson Figueiredo inició su carrera en las MMA profesionales en 2012. En la modalidad, el ‘God of War’, de 32 años, suma 21 victorias, 17 de las cuales por vía rápida (knockout o sumisión), dos derrotas y un empate. El paraense debutó en la UFC en 2017 y, dentro del octágono, suma diez triunfos, dos reveses y un empate.

Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en Entrevistas