Síguenos en
Louis Grasse/PxImages

Noticias

Brandon Moreno se burla de las provocaciones de Deiveson y Cejudo: «Reyes del cringe»

El próximo sábado (22), Brandon Moreno subirá al octágono del UFC 270, en Anaheim (EE.UU.), para enfrentar a Deiveson Figueiredo en el tercer capítulo de la trilogía entre ambos, ésta vez como campeón de peso mosca (125 lb) de la liga, en su primera defensa del título. A pesar de ser la tercera confrontación seguida contra el brasileño, el mexicano parece intentar rebajar el ambiente de rivalidad, postura contraria a la adoptada por el ‘Deus da Guerra’.

Después de perder el cinturón de peso mosca ante el mexicano, Deiveson decidió mudar su campamento de Brasil a los Estados Unidos, donde se unió al equipo del excampeón de la UFC, Henry Cejudo. En Arizona, sede de su nuevo equipo, el paraense descubrió una supuesta ‘traición’ de Brandon Moreno y, desde entonces, se intensificaron las provocaciones y amenazas al rival, incluida la revelación pública de una promesa que le hizo a ‘Triple C’, de que le ‘arrancaría la cabeza’ al mexicano.

Cuestionado, durante el media day del UFC 270, por el ambiente de animadversión previo al tercer duelo ante el brasileño, Moreno resaltó que no se toma la disputa como algo personal. En tono de burla, el mexicano aún dijo que tuvo suerte de que Cejudo y Deiveson hicieran el trabajo de promover la pelea por él, ya que no se siente cómodo con la tradicional ‘charla basura’ que usan los atletas en tales situaciones.

“Soy un tipo con suerte, soy un tipo con mucha suerte. Porque no es natural para mí hablar basura o hablar mi**** de alguien. Pero soy un tipo afortunado porque otras personas lo hacen por mí. Así que este trabajo, ellos pueden tomar esa parte. (…) Es una locura, esto es tan falso, ¿sabes? O sea, mi respeto por ellos siendo los reyes del ‘cringe’ (vergüenza ajena)”, comentó el campeón de peso mosca de la UFC, antes de terminar.

“Sí, tal vez ese es el punto: derribar a este tipo. Para mí, no es personal. Está tratando de hacerlo muy personal. Lo entiendo, es su forma de hacer negocios, y lo entiendo, lo respeto. Pero para mí es solo ganar esta pelea, poner fin a esta falsa ‘rivalidad’ entre nosotros, porque, para mí, son sólo negocios. Unirse a la lucha, conseguir una vida mejor para mi familia, comprar una casa más grande y ya está”, declaró.

Además de la ‘charla basura’ y las provocaciones públicas dirigidas a Moreno, la nueva sociedad entre Henry Cejudo y Deiveson Figueiredo tiene como claro objetivo la evolución del brasileño como luchador, para vengar la derrota sufrida por el mexicano en junio del año pasado. Pero, a pesar de pronosticar que el paraense probablemente presentará nuevas armas para la tercera pelea entre ellos, el campeón afirmó que no cree en una versión completamente diferente del ‘Deus da Guerra’ en el UFC 270.

“¿Un luchador completamente diferente? No, no al 100%. Pero espero un Figueiredo con nuevas habilidades, con nuevas armas. (…) Todas estas preguntas sobre Henry (Cejudo) y todas estas cosas que vienen. Conozco el drama. Eso fue algo importante para mí cuando empezó todo, pero ahora es como, no me importa”, concluyó Moreno, desdeñando la sociedad entre Cejudo y Deiveson.

Este sábado, Brandon Moreno y Deiveson Figueiredo suben al octágono del UFC 270, en Anaheim (Estados Unidos), para el tercer capítulo de la trilogía entre ellos. En el primer encuentro, en diciembre de 2020, la pelea terminó en empate mayoritario en las papeletas de los jueces, garantizando la permanencia del título de peso mosca en manos del brasileño. En la revancha, seis meses después, el mexicano se impuso al someter al paraense en el tercer round de la batalla, consolidándose como el primer atleta nacido en el país latinoamericano en ganar un cinturón de la organización.

Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en Noticias