Síguenos en

Noticias

‘Zé Colmeia’ sigue sin respuesta de UFC tras inventir 5 mil dólares para su debut pospuesto

‘Zé Colmeia’ aún no tiene fecha para debutar en el octágono de UFC – Colección Personal

Siete meses en otro país, deudas acumuladas y lleno de esperanza: finalmente no pudo luchar en el octágono de los mayores eventos de MMA en el mundo. Si tener un objetivo pospuesto ya es frustrante, imagínese para alguien que, por segunda vez, pretende debutar en Ultimate y, por eso, no contuvo sus esfuerzos, ni sus gastos. Sin embargo, no todo es como se esperaba y, debido a las medidas adoptadas para contener la pandemia del nuevo coronavirus, el peso pesado Rodrigo ‘Zé Colmeia’ fue uno de los 72 atletas afectados por la cancelación de los próximos tres eventos de la organización entre marzo y principios de abril. Por lo tanto, el debut del brasileño continúa sin una fecha establecida, hecho que le ha generado incertidumbre.

Si luchas, ganas, si no, no recibes. Esta es la realidad del brasileño, quién invirtio alrededor de 5,000 dólares para hacer su debut en UFC, pero aún no ha tenido un retorno ni en la reprogramación de la pelea, ni en el tema financiero. A pesar de esto, mediante una entrevista exclusiva con el informe de Ag.Fight, ‘Zé Colmeia’ fue realista en relación con la idea de ser compensado. Entonces, en lugar de realizar su debut en UFC contra el estadounidense Don’Tale Mayes el próximo 11 de abril, el luchador permanecerá en el alojamiento del equipo American Top Team, en el estado estadounidense de Florida pero sin fecha para regresar a casa.

“La inversión en sí misma que he hecho más grande es una inversión de tiempo, ¿no es así? Ya llevo aquí siete meses lejos de mi familia. Es muy difícil, es complicado”, reveló el nuevo atleta de la organización. «No tengo que pagar el alojamiento, ni el agua ni la electricidad porque si lo hubiera hecho … ya habría regresado a Brasil (risas)».

«El UFC no es fácil de contactar ni nada, ¿sabes?», explicó. “Su trabajo es básicamente prepararte para pelear. Peleaste, te pagan y se acabó. Pero el UFC no tiene un patrocinio, (entonces) para los atletas pequeños que están comenzando es muy difícil. Pero resulta que estás perdiendo algunas cosas con este virus”.

Revelado a la escena internacional por el programa Contender Series, en el que participó en julio del pasado año, el atleta convirtió su premio en parte de la seguridad financiera necesaria para el comienzo de su carrera. Por lo tanto, junto con un préstamo de su gerente, ‘Zé Colmeia’ invirtió unos pocos miles de dólares en el campamento para la pelea que haría en menos de dos semanas. Aunque, con la cancelación del evento, el peso pesado no sabe cuánto tiempo tendrá que prepararse o cuánto más debería invertir.

La situación del joven de 27 años se ve agravada por no ser su primera preparación ‘en vano’, ya que Zé debutó inicialmente en la organización en noviembre de 2019. Por lo tanto, duplica la cantidad de la beca por lucha para lograr un triunfo demuestra ser casi esencial para el luchador, el cuál todavía busca ganar uno de los cuatro bonos de $ 50,000 que ofrece el UFC en cada uno de sus shows.

“Es mucho dinero (beca + victoria + bonificación), puedes cambiar tu vida rápidamente (risas). Aún más con un dólar a R $ 5,10”, destacó el peso pesado. “La verdad es solo esperar. Estoy 100% enfocado en la pelea. Tengo el contrato firmado, así que pasará una hora. (…) No tengo un plan B no. Será eso y funcionará”.

A pesar de no creer en el rendimiento financiero de Ultimate, ‘Zé Colmeia’ tampoco se decepciona. Con buen humor para explicar que, aunque se llama Rodrigo, solo su madre lo llama así, el luchador continúa con la idea de hacer tres peleas este año en la organización a favor de un objetivo más grande. Además, todavía espera enfrentarse a su oponente el día 11, ya que se había estado preparando durante tres meses y sigue en forma incluso en cuarentena.

«Creo que si hago tres buenas peleas, llegaré al top 15 de Ultimate», dijo. “Tiene que ser paso a paso, no sirve de nada llegar ahora y querer el cinturón. Los muchachos están en otro nivel, los 5 mejores, los 10 mejores son hombres con los que tengo que caminar un poco más para pelear con ellos. No me menosprecia, pero tengo un camino allí y algunas personas frente a mí”.

“Tenía la estrategia descrita. El tipo con el que iba a pelear es un tipo fuerte, más alto que yo, mide 1,98 m. Debutó en el UFC, pero con derrota. Peleó en el ‘Contendiente’ dos o tres veces”, comentó el atleta sobre la confrontación contra Mayes. «Es un buen oponente para pelear porque es un delantero y yo también soy un delantero». Pero una de mis mejores armas es el jiu-jitsu, tanto que de mis siete peleas, cinco son presentaciones. Iba a tener una pelea segura allí, para ganar el doble de dinero, que es lo más importante”.

A pesar de los objetivos de Zé, no hay predicciones sobre la reprogramación de su lucha, ya que la pandemia global de COVID-19 se extiende por todos los países. Según el último informe de la OMS (Organización Mundial de la Salud), ya hay más de 750,000 infectados con el nuevo coronavirus en el mundo y más de 36,000 muertos. Solo en Brasil, según datos del Ministerio de Salud, hay 5717 casos, además de 201 muertes, número oficial hasta el cierre de esta entrevista.

Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en Noticias