Síguenos en
exclusivo!
Ponzinibbio
Natassia del Fischer / PxImages

Entrevistas

Ponzinibbio celebra regreso al octágono y destaca el crecimiento personal después de una larga pausa

Después de 26 meses alejado de los octágonos, consecuencia de serios problemas de salud que casi interrumpieron temprano su carrera, Santiago Ponzinibbio hace su tan esperado regreso este sábado (16), contra Li Jingliang, en la cartelera principal de UFC Fight Island 7, en Abu Dhabi (EAU). Y, como no podía ser de otra manera, el argentino –reveló en la 2da temporada de la versión brasileña del reality show ‘The Ultimate Fighter’ – no esconde su felicidad por poder volver a hacer lo que ama.

En una entrevista exclusiva para Ag Fight, Ponzinibbio celebró la oportunidad de poder volver a pelear después de experimentar serios problemas de salud en 2019, incluso contradiciendo la predicción de algunos médicos, de que nunca volvería a pisar un octágono. Completamente recuperado y motivado para retomar su carrera, el peso welter (170 lbs) aún destacó su crecimiento personal y profesional en este período cuando estuvo alejado del deporte.

Y aunque vio que su ascenso en UFC se detuvo abruptamente, el argentino destacó que el momento de dificultad que atravesó sirvió para enseñar valiosas lecciones, que, según él, lo transformaron en un hombre nuevo. Cabe recordar que, antes de pasar por los graves problemas de salud, Santiago tuvo una secuencia de siete victorias consecutivas, además de ocupar un lugar en el top 10 de la división de peso welter.

“Es un momento de gran felicidad. Llevo 26 meses esperando ese momento. Lejos del octágono, muchos problemas de salud. Incluso me dijeron que no volvería a pelear. Después de todo lo que he pasado, tantas emociones, problemas que han durado un tiempo. Mi situación fue complicada. En 2019 comencé con un problema, me operé en mayo y luego en noviembre fui a buscar otro problema. Luchando contra el pronóstico de los médicos, tratando de mejorar, y 2020 fue un año en el que trabajé duro para volver a ser el atleta que era. Porque realmente me afectó mucho, mi cuerpo, mi desempeño. Pero, gracias a Dios, hoy estoy mejor que nunca porque soy más fuerte mentalmente, con el aprendizaje para todo eso, físicamente fuerte. Estoy en mi mejor momento y muy feliz de estar de regreso”.

“Siempre hay que sacar algo positivo, siempre hay que aprender. La vida siempre te da lecciones. Estaba a punto de luchar por el título mundial después del evento en Argentina, pensando en una oportunidad por el título, y de repente, estaba luchando por mi vida. Todo cambió de la noche a la mañana. Te muestra que la vida es muy frágil. Tenemos que disfrutar de la salud, tenemos que disfrutarla cuando está bien. Solo quiero disfrutar de los años de carrera que me quedan, que aún son muchos, gracias a Dios estoy muy sano. Siempre aprendes de estas situaciones. Son dolorosos, pero te hacen crecer como ser humano y yo, sin duda, aprendí mucho. Estoy de regreso, estoy renovado, soy un deportista diferente, con una visión diferente y vengo con todo”, resaltó.

Asistiendo por primera vez a un evento de UFC luego de que comenzara la nueva pandemia de coronavirus, el argentino sigue siendo un novato en la experiencia ‘nueva normalidad’: con múltiples pruebas de COVID-19, cuarentenas en cuartos de hotel, además del largo viaje a Abu Dhabi, uno de los lugares que ha albergado la UFC durante este período. Pero nada de esto parece molestar a Santiago.

Según el peso welter, sus más de dos años fuera de las MMA le hicieron apreciar aún más cada momento de la rutina de un luchador de UFC. Incluso aquellos que no parecen agradar a la mayoría, como la dieta y la reducción de peso.

“Perdí 26 meses de mi vida por problemas médicos, complicaciones con las que no tenía nada que ver. Hacer 48 horas de cuarentena no es ningún problema, hago la vida feliz (risas). Trabajo 48 horas a la semana, no importa. Lo que importa es que estoy muy feliz, disfruto cada segundo. Disfruto de la cuarentena, la dieta, la reducción de peso, todo. Lo estoy disfrutando porque pasé mucho tiempo fuera, sin hacer lo que amo, sin hacer lo que me da mi razón de vivir, lo que me hace sentir vivo. Fue muy feo, pero hoy en día todo lo que pasé me hace apreciarlo todo ”, declaró.

Ni siquiera la eliminación de su nombre por parte de la organización de la clasificación de peso welter parece disminuir la felicidad de Ponzinibbio por su regreso a la acción. Cabe recordar que en una reciente entrevista para el sitio web ‘Sherdog’, el peleador se quejó de una supuesta diferencia de trato por parte de la UFC, citando el mantenimiento del estadounidense Brian Ortega, quien también venía de larga inactividad, en el top 15 de la lista de la división de la plumas (145 lbs).

Sin embargo, Ponzinibbio, adoptando una postura más mesurada, volvió a sus declaraciones recientes y prefirió centrarse en los aspectos positivos. En cuanto a la presencia en la lista de los principales deportistas de la categoría, el atleta irradiaba confianza y proyectaba su regreso al ranking próximamente.

“Retiro lo que dije. Cada situación es diferente. Amo la UFC, me gusta trabajar en esta empresa. Hay muchas cosas muy buenas, no tienes que centrarte en lo negativo. Sabemos que a veces el ranking no tiene mucho sentido, pero no importa. Soy uno de los mejores del mundo en mi división y lo demostraré, no hay problema. Voy a terminar este chino ahora, lo voy a noquear y voy a volver a lo más alto”, dijo Ponzinibbio, antes de proyectar su futuro.

“No hay matemáticas aquí, pero creo que una buena victoria sobre Li (Jingliang) ya me coloca de nuevo entre los 10 primeros porque será mi octava victoria consecutiva. Haciendo una bonita victoria sobre un oponente muy duro, creo que tengo que volver a la cima de la división. Y luego no tengo prisa. Este año quiero pelear seguido, hacer algunas peleas y llegaré a la pelea por el título del mundo ”, concluyó.

Atleta profesional de MMA desde 2008, Santiago Ponzinibbio tiene 27 victorias, 15 de las cuales por nocaut, y solo tres derrotas en su currículum en el deporte. Para la UFC, donde compite desde 2013, el argentino suma nueve victorias, siete de ellas consecutivas en sus últimos partidos, y dos reveses.

Por otro lado, el chino Li Jingliang, rival del argentino este sábado, en ‘Isla de la Lucha’, viene de derrotar a Neil Magny en UFC 248, en marzo del año pasado. En total, el peleador asiático tiene 17 victorias y seis reveses en su carrera.

Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Entrevistas