Síguenos en

Entrevistas

Polyana Viana reveló que se castigó al no ver a su familia tras derrota en el UFC

Polyana Viana va en búsqueda de su 11ª victoria en su carrera profesional en el MMA – Diego Ribas

Polyana Viana salió de la pequeña ciudad paraense de Sao Geraldo do Araguaia, en Brasil para correr detrás del sueño de conquistar el cinturón del UFC, la mayor liga de MMA del planeta. Sin embargo, al ir en búsqueda de su objetivo, tuvo que dejar atrás al pequeño Deivid, su hijo de ocho años. De este modo, siempre que tuvo un descanso en su agenda, la atleta busca visitar a su familia. Sin embargo, después de su última derrota, en agosto de 2018, la peleadora decidió no volver a ver a sus familiares como una forma de castigarse.

En entrevista exclusiva al reportero de Ag. Fight, Polyana explicó que tras el último revés, contra JJ Aldrich, decidió centrarse en los entrenamientos en Río de Janeiro y Estados Unidos, hasta que apareciera una nueva oportunidad en el Ultimate. Y, programada para volver al octágono este sábado (2), contra Hannah Cifers, en Las Vegas (EUA), la peleadora puede conquistar, junto con la victoria, su credencial para reencontrarse con la familia.

«Él (su hijo) vive en Pará con mi madre, en Sao Geraldo do Araguaia, este año aún no he podido verlo, lo vi el año pasado, en su cumpleaños. Esto porque, conseguí ir a el cumpleaños, pues ya había perdido unos cinco cumpleaños de él. Y, yo voy cuando puedo y esta vez quise darme un castigo por haber perdido la pelea, así que pensé: ‘Voy a entrenar, entrenar y entrenar. después veo a mi familia. Así, hasta los castigué a ellos también, pero nosotros hablamos cada día, por aplicación de mensaje, teléfono …», explicó.

Polyana, sin embargo, busca amenizar lo difícil de estar con su hijo a través del uso de la tecnología. Además de las habituales aplicaciones de mensajes y de las llamadas telefónicas, la peleadora reveló que también hace uso de un juego para teléfonos para estrechar los lazos con el pequeño Deivid. Y, a pesar de que al principio no se ha adaptado muy bien a la novedad, hoy necesita controlarse para no pasar demasiado tiempo en el pasatiempo.

«He instalado un juego a causa de él y nosotros hablamos mucho, porque el juego es online, y nosotros hablamos mucho por allí, Él se abre más en el juego que por la llamadas. Por llamadas es medio tímido no habla mucho … En el juego se abre más, habla más, habla del asunto … ‘Free Fire’ (el nombre del juego), ya estoy adicta al juego, mis compañeros vive peleando conmigo, al principio yo decía: ‘Qué juego malo’. Y él decía que me iba a proteger, yo iba detrás de él, moría, me quedaba sólo viéndole jugar», contó.

«Pero ahora he aprendido, es un juego muy bueno, puede jugar sola, en pareja o en equipo, pero cuando juego con él, juego sólo en pareja para que los chicos no me escuche hablando, una vez jugamos en equipo y habían dos niñas que empezaron a hablar con él y le preguntaron si yo era la novia de Deivid. Ahí respondí que era la madre y las niñas salieron del juego, creo que les dio vergüenza porque estaban congeniando con él», añadió.

A los 26 años, Polyana debutó en el UFC en febrero de 2018, con victoria sobre Maia Kahaunaele-Stevenson. A pesar del buen comienzo, la brasileña no logró repetir la retrospectiva positiva y sucumbió en la confrontación que realizó seis meses después. Y ahora, contra Cifers, la atleta tendrá la oportunidad de alcanzar la 11ª victoria en su cartel profesional en el MMA, que también cuenta con dos reveses.

Observa la entrevista completa:

Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en Entrevistas