Síguenos en

Noticias

Planes ambiciosos, estructura millonaria y decoración inusual; conozca el «UFC Apex»

Dana White no paro de resaltar la proyección para los próximos años de la empresa – Diego Ribas

El complejo aún no está completamente finalizado, pero la parte principal del nuevo edificio del UFC en la ciudad de Las Vegas (EUA) ya está lista para ser usada y, en palabras del presidente Dana White, para hacer historia. Construido en un terreno de poco más de 12 mil km2, el edificio ‘UFC Apex’ pasó bien la primera prueba, realizada el pasado martes (18), cuando el primer episodio de la nueva temporada de ‘Contender Series’ fue transmitido en vivo , con derecho a cientos de fans en la platea.

En principio, la estructura llega para atender una vieja demanda del UFC. Con el crecimiento de sus productos para TV, como reality shows, diferentes lugares eran alquilados y a veces no contenían toda la estructura o capacidad necesaria para atender a los planes de la organización. De esta forma, el nuevo complejo surge a menos de 200 metros de la oficina sede del evento y ya nace con poder para reunir todos los programas de la empresa, además de acomodar a los aficionados y vehículos de los medios – y los planes megalomaníacos de Dana White.

«Compramos otros tantos terrenos aquí alrededor y en los próximos cuatro o cinco años nuestro proyecto será increíble, va a estallar en la mente de ustedes. Tendremos una nueva academia, podremos ampliar nuestro PI (Instituto de Performance) … Hoy, con este nuevo edificio, tenemos nuestro propio ‘network’, lo que nos da la capacidad de producir y transmitir nuestros propios shows para todo el planeta. Si queremos, podemos hacer un show por día», narró, siempre entusiasta, Dana White, mientras lideraba un tour de presentación del lugar a los periodistas que viven en la ciudad.

Presente en el encuentro, el reportaje de la Ag. Fight intentó sacar del mandamás el valor invertido hasta el momento, respuesta que fue vetada por un sonriente White. «Hay valores que si hago públicos pueden darme un dolor de cabeza (risas)». Sentado al borde del cage (que por tradición mantiene un 30% menos de área de pelea para duelos en ‘The Ultimate Fighter’ y ‘Contender Series’), el presidente de la empresa no ahorró en palabras.

La promesa para el plan de negocios es invertir en streaming a través del ‘Fight Pass’, la plataforma propia de la organización. Allí, algunas peleas iniciales de carteleras de menor visibilidad del UFC ya se transmiten, pero ahora deben recibir más producciones propias de la compañía a partir de los próximos meses, incluso de combates de boxeo.

La foto de Amanda Nunes hace parte de la decoración de la oficina de Dana White – Diego Ribas

«Podemos montar un ring aquí y producir un evento y transmitir a todo el mundo, y los peleadores tendrán una visibilidad como nunca antes. No sé todavía de los detalles, pero vamos a trabajar con boxeo, MMA, jiu-jitsu, shows de rock … Escuchen, el streaming es el futuro», declaró, antes de esquivar posibles contratiempos con actuales socios.

Al fin de cuentas, ESPN, Canal Combate y TSN son algunos de los grupos de medios que tienen por los próximos años los derechos de transmisión del UFC tanto para TV y para Internet (EUA, Brasil y Canadá, respectivamente). «Es una cuestión de educar al público, todo el mundo va a pasar a ver contenido vía streaming, y en algún momento todo el mayor contenido de peleas del mundo estará en el Fight Pass», declaró, confiado.

Decoración inusual

A lo largo del tour, Dana White también presentó su oficina, milimétricamente posicionada entre la arena de peleas y un garaje propio. Allí, el espacio cómodo cuenta con sofás, estantes, amplio baño y dos fotos que llaman más la atención que el resto del trabajo desarrollado por la diseñadora personal del mandamás.

La lona usada en uno de los eventos del show forma parte de la decoración del UFC Apex – Diego Ribas

Al entrar en el recinto, una imagen grande en la pared opuesta apunta a aquel que tal vez haya sido el mayor momento del dirigente de casi 50 años como promotor de peleas. Una foto en blanco y negro de la cara de Conor McGregor y Floyd Mayweather, en la que el irlandés apenas mira los ojos de su rival, que responde con un grito a centímetros de su cara – es la tarjeta de presentación para el proyecto de poco más de 4,600 mil km2. El duelo registró nada más y nada menos que 4.3 millones de pay-per-views vendidos, alcanzando la segunda mayor marca de la historia.

En la pared contraria, la que acompaña la puerta de entrada, sin embargo, una imagen diferente. Amanda Nunes, dueña de los cinturones de las pesos-gallos (61 kg) y plumas (66 kg), derrochando sonrisas y alegría al correr por el octágono con los dos títulos en sus hombros luego de noquear a su compatriota Cris ‘Cyborg’, en diciembre de 2018.

«Estas fotos son demasiado. Esta es M ***, no puede ser más increíble que esta. El cara a cara … La foto de Amanda también me gusta, nuestra campeona-campeona, alguien por quien tengo un gran respeto y una buena relación», decretó el guía de la visita.

El ambiente siguiente, una especie de antesala, llamó la atención por la lona estirada en la pared. La pieza, conmemorativa al aniversario de 25 años del evento, ostenta no sólo el icónico primer logo presentado por el UFC en 1993, sino también manchas de sangre coleccionadas a lo largo de la noche de peleas encabezada por Yair Rodríguez y Chan Sung Jung, el ‘Zombie Coreano’,  en noviembre del año pasado. Una hermosa invitación para que la visita gane nuevo aliento.

En una mezcla de saudosismo por la historia hecha hasta entonces con una clara ansiedad por lo que está por venir, salas enteras vacías fueron presentadas sólo con marcas en el suelo y figuras ilustrativas para facilitar la visualización de los equipos que, en el futuro, compondrán el sistema de network del UFC – que debe contar con transmisión simultánea para decenas de países y en hasta cuatro idiomas.

La pelea entre Mayweather y Conor McGregor no podia faltar en el nuevo edificio – Diego Ribas

A continuación, las camisetas de todos los equipos grabados en el ‘The Ultimate Fighter’, tanto ganadores como derrotados, fueron encuadrados y enmarcadas en las paredes, al igual de lo que se hacía en el antiguo edificio. La diferencia, sin embargo, queda en la disposición de las mismas, ya que parte de ellas son presentada luego en la entrada, mientras que otra sólo podrá ser vista en un espacio restringido a los atletas que compiten en el día.

Este martes, le tocó a Punahele Soriano y Yorgan De Castro dar el paso inicial de la nueva historia del evento. Al vencer, respectivamente, a Jamie Pickett por puntos y a Alton Meeks por nocaut en el primer asalto, los atletas se convirtieron en los primeros en firmar un contrato con el UFC en las nuevas dependencias de la empresa, hecho que debe convertirse en rutina en las próximas nueve semanas marcadas para recibir los nuevos episodios de ‘Contender Series’.

Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Noticias