Síguenos en
exclusivo!
Conor McGregor
Natassia del Fischer / PxImages

Entrevistas

Periodista irlandés revela que McGregor perdió fanáticos por controversias fuera del octágono

Desde 2015, cuando estalló en la UFC, Conor McGregor ha visto su carrera rodeada de un torbellino de emociones. El irlandés ganó notoriedad en la organización de MMA más grande del mundo por hermosas actuaciones dentro del octágono, pero también llamó la atención por la charla basura en los medios, que atrajo la atención de los principales luchadores de la franquicia y del público de todo el mundo. Sin embargo, en los últimos años, el europeo se ha visto envuelto en una serie de contoversias, como el caso de agresión a una persona mayor en un bar de Irlanda, además de una acusación de abuso sexual, que «rayó» su imagen.

Con Conor McGregor regresando a la UFC este sábado (23), en el evento principal de la edición 257 contra Dustin Poirier, la duda sobre el daño a su popularidad regresa a la superficie. Y con respecto a las atenciones dirigidas a Irlanda, la situación del luchador no parece ser la misma que hace años. En entrevista exclusiva al reportaje de Ag. Fight, Peter Carroll, periodista irlandés de la web ‘MMA on Point’ y que ha seguido la carrera de ‘Notorious’ desde sus inicios, afirmó que el ex campeón de peso pluma (145 lb) y peso ligero (155 lb) perdió aficionados debido a su mal comportamiento fuera del área de pelea.

“Hay sentimientos encontrados sobre McGregor en Irlanda. Desde sus primeros días en la UFC, su manera jactanciosa y su charla basura inquietaron a mucha gente, porque las estrellas del deporte irlandés generalmente no actuaban de esta manera. Cuando comenzó a portarse mal fuera del octágono, mucha gente lo dejó. En el pasado, cuando le decías a la gente que eras irlandés, decían: ‘Oh, me encanta U2’ o ‘Wow, ¿bebes Guinness?’ Todo cambió cuando Conor se convirtió en campeón. Era, ‘Oh, eres irlandés… ¡Conor McGregor!’ Porque es el producto de exportación más famoso del país, cuando la gente se porta mal, la gente lo siente y se refleja mal en todo el país”, explicó Carroll.

Sin embargo, incluso con su imagen empañada en parte del pueblo irlandés, McGregor sigue siendo una superestrella y cuenta con el apoyo de muchos fanáticos. En 2020, aunque solo entró una vez al octágono, cuando derrotó a Donald Cerrone en apenas 40 segundos, Conor ganó puntos importantes en su país de origen. Desde el comienzo de la pandemia de COVID-19, el luchador ha estado activo para ayudar en la guerra contra el virus, incluso haciendo donaciones a hospitales que necesitaban recursos. Por tanto, su regreso a la UFC, tras estas buenas acciones, debe seguirse con toda su fuerza en Irlanda.

“Su comportamiento y desempeño en 2020 fueron excelentes, aumentando su imagen pública con grandes donaciones a hospitales en el centro de la lucha contra el COVID-19 de Irlanda. Entonces, la gran mayoría de los irlandeses de 16 a 40 años tienen más probabilidades de estar viendo la pelea el sábado por la noche, ya que todavía tienen una base de fanáticos leales”, dijo el periodista, antes de admitir que incluso con la caída de la popularidad en Irlanda, la fama del luchador no se ha tambaleado en todo el mundo.

“Conor es más famoso en todo el mundo y es una marca global más grande que nunca. El apoyo de los irlandeses representa un porcentaje muy pequeño de su afición. Ahora es una mercancía global, a diferencia de una mercancía irlandesa”, concluyó.

Incluso sin pelea durante un año, Conor McGregor aparece como gran favorito para ganar este duelo en las principales casas de apuestas del mundo. Luego, preguntado cuál sería su corazonada sobre el duelo contra Poirier, Carroll dijo que debido a que su compatriota ya había vencido a su actual rival en 2014, esto podría pesar a su favor.

“No estoy tan seguro de que McGregor gane una pelea desde que peleó con (Eddie) Álvarez. Ha estado trabajando sólidamente durante un año y las noticias de su campamento sugieren que su entrenamiento de boxeo enfocado lo ha convertido en un mejor striker que nunca. A eso hay que añadir que ya noqueó a Poirier una vez y creo que hay que apostar que McGregor (ganará) por nocaut o nocaut técnico”, apostó.

Conor McGregor no pelea desde enero de 2020, cuando venció a Donald Cerrone en UFC 246 en solo 40 segundos. En 2015, el irlandés ganó el cinturón de peso pluma de la franquicia al noquear a José Aldo con 13 segundos de pelea. En 2016, obtuvo otro cinturón, en peso ligero, con un nuevo nocaut, esta vez sobre Eddie Alvarez.

Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en Entrevistas