Síguenos en

Noticias

Peleador de UFC acredita dopaje a tratamiento alternativo de lesiones; entérate

La USADA (Agencia Antidopaje de los Estados Unidos de América) recientemente castigó a otro atleta de Ultimate, C.B. Dollaway. El peso mediano (84 kg) estadounidense fue atrapado en flagrancia por el uso de varias sustancias prohibidas por la entidad reguladora y, por lo tanto, recibió una suspensión de dos años del deporte. A través de sus redes sociales (ver más abajo o hacer clic aquí), ‘The Doberman’, como se le conoce, defendió su inocencia y acreditó el caso de dopaje a un tratamiento alternativo de lesiones.

Dollaway recordó una lesión grave que tuvo en 2016 y le impidió competir en esa temporada. En una situación financiera apretada en ese momento, el peleador decidió tratarse a sí mismo con un procedimiento alternativo que involucraba células madre en México. Y, según el estadounidense, fue durante ese tiempo que tuvo contacto con las sustancias ilegales encontradas en sus exámenes de UFC.

“Dada la reciente decisión tomada por la USADA de suspenderme por dos años, quiero dejar en claro que no tomé ningún medicamento para mejorar el rendimiento intencional o con conocimiento de que lo estaba tomando. Como las personas más cercanas a mí ya saben, sufrí una grave lesión en la espalda en 2016. Y con mi seguro cancelado, tuve que buscar una solución alternativa si quería seguir compitiendo en MMA. Viajé a México para hacer un procedimiento con células madre y terminé en contacto con las sustancias citadas (por la USADA). Lamento decepcionar a mis amigos, familiares y fanáticos. Quiero agradecer personalmente a Donna Marcolini, vicepresidente del Instituto de Salud y Desempeño de UFC por su ayuda y por creer en mí. Aprovecharé ese tiempo para seguir trabajando en mi salud, para que en 2020 pueda volver a ser un peleador saludable por primera vez desde 2016 «, escribió C.B.

A pesar de defenderse, Dollaway aceptó la suspensión de dos años impuesta por la USADA, que comenzó a contar a partir de diciembre de 2018. Por lo tanto, el peso promedio de los EE. UU. estará apto para volver a los octágonos a fines de 2020.

Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en Noticias