Síguenos en

Noticias

Mackenzie Dern proyecta retorno al UFC sólo seis meses después de dar a luz

A los 25 años, Mackenzie Dern será madre en mayo de este año – Diego Ribas

Mackenzie Dern reveló esta semana que está embarazada y, por eso, se alejará temporalmente del octágono del UFC. Sin embargo, en lo que dependa de la americana este intervalo será el menor posible. Esto es porque, a pesar de que el nacimiento del bebé está previsto para finales de mayo, la luchadora proyecta regresar a las competiciones como máximo hasta noviembre, apenas seis meses después de dar a luz.

Campeona del ADCC en 2015, el mayor torneo de lucha agarrada del mundo, Mackenzie explicó que la fecha de su regreso dependerá de su recuperación después del parto. El embarazo generalmente impone ciertas restricciones a la dura rutina de las atletas de punta, principalmente en función de la ganancia de peso y de la dificultad para entrenar durante la gestación. Sin embargo, la estadounidense reveló, en una entrevista exclusiva a la Ag. Fight, que pretende no sólo volver a los octágonos, sino también a los tatamis en 2019.

«Mis planes son volver a luchar este año todavía. Estoy hablando de noviembre, pero mi idea es octubre. Yo hablo de noviembre porque no sé cómo va a ser el parto, si será cesárea o parto normal, pero la certeza absoluta de luchar es este año. Si Dios quiere, en octubre. Quería incluso luchar en el ADCC, dependiendo de cuando me ofrezcan la lucha. Si fuera en noviembre, me gustaría hacer una lucha de jiu-jitsu antes de volver al UFC. «Sería bueno hacer unos entrenamientos fuertes, creo que el ADCC es muy parecido al MMA, el estilo de lucha, es muy cool», proyectó.

Aunque nació en los EUA, Mackenzie habla portugués con fluidez, ya que es la hija del luchador brasileño Wellington «Megaton» Dias. Creada en medio de los tatamis, la americana de origen tupiniquim se inspiró a practicar deportes de combate al ver los entrenamientos y las luchas del padre. Y la futura mamá, que colecciona títulos en el jiu-jitsu desde la adolescencia, parece dispuesta a seguir con la «tradición de la familia» adelante, como contó a la Ag. Fight.

«Siempre sentí ganas de ser madre y no retirarme. Yo no quería ser madre sólo cuando me retirara. Siempre sentí ganas de tener un hijo y seguir luchando y ganando más títulos mundiales, luchas en el UFC y cosas así. No sé si fue porque crecí viendo a mi padre luchar, pero siempre me pareció genial pensar que quería ver a mi hijo viéndome luchar. Entonces, nunca pensé en esperar retirarme para tener un hijo. (…) Yo crecí en el tatami y no tengo dudas que el bebé también va a crecer en los tatami. (…) Creo que esa siempre es nuestra manera», subrayó.

A los 25 años, Mackenzie se profesionalizó en el MMA en 2016, cuando debutó en el LFC. Después de eso, tuvo pases por el LFA y el Invicta, antes de estrenarse en el UFC en 2018. Dueña de un palmarés invicto de siete victorias – dos de ellas en el Ultimate -, la atleta reveló que, a causa del embarazo, su familia demostró preocupación por su futuro como luchadora. Sin embargo, para la estadounidense eso sólo pospondrá sus planes de conquistar el cinturón de la mayor organización de artes marciales mixtas del planeta.

«Creo que mi familia ha tenido toda la preocupación de mi carrera. Todo el mundo, hasta los fans, además de mí misma. Por supuesto que la gente piensa cómo va a hacer, como será la rutina, pero yo nunca tuve dudas, sé que hay varias madres en el UFC, y soy mujer, ¿no? Esto forma parte de la vida. (…) Mi familia se preocupó por eso, pero hoy en día está todo el mundo ansioso, esperando que el bebé llegue y tener a un luchador más o luchadora en la familia trayendo más luz al mundo. (…) Todavía sueño con el cinturón del UFC, voy hasta el final por ese cinturón y, ya, estaré de vuelta al octágono para luchar «, concluyó.

Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en Noticias