Síguenos en

Noticias

Holloway recuerda depresión y problemas de salud en 2018: «Crecí como persona»

Holloway va a pelear por el título interino de los ligeros contra Dustin Poirier – Reproducción

El año pasado, Max Holloway reveló que vivió un proceso depresivo después de no poder pelear repetidas veces y sufrir con síntomas que generaron preocupación hasta en los médicos que lo trataron. Ya de vuelta al octágono y en búsqueda del cinturón interino de los ligeros (70 kg), este sábado (13), ‘Blessed’ analizó el momento complicado que pasó y cómo las adversidades lo moldearon para un 2019 mejor.

Holloway comenzó el año teniendo el duelo contra Frankie Edgar cancelado a causa de una lesión. Dos meses después, fue retirado de la pelea por el título de los leves contra Khabib Nurmagomedov, una vez que los médicos identificaron que no conseguía cortar peso. Por último, en julio, fue retirado del combate en el que defendería el cinturón peso-pluma (66 kg), con síntomas de contusión. Todo ello, según Max, desarrolló en él un proceso de depresión.

«El año pasado, parte de mi carrera y tres peleas me fueron sacadas. Yo me lesione. Me lesione. Después de esto, los médicos me sacaron dos veces. Esto viniendo de un tipo – estoy tan acostumbrado a pelear dos a cuatro veces al año para sólo pelear una vez. Yo no tenía control o palabra sobre esto. (…) Después de aquella cosa que sucedió, me quedaba pensando, tipo: ‘¿Hombre, y sí nunca más peleó de nuevo?’. Fue lo que llevó a esto (la depresión)», afirmó en entrevista con el portal web de la revista ‘Sports Illustrated’.

A pesar de haber sido sometido a duros problemas durante el ápice de su carrera, Holloway declaró que tantas dificultades lo hicieron crecer en otros aspectos de la vida. Al fin de cuentas, la evaluación de Max para el año 2018 fue positiva.

«Creo que fui puesto en la Tierra para hacer una cosa, una sola cosa: Pelear. También para ser un gran padre para mi hijo, para ser alguien. Pero la manera en que yo recibo mi mensaje es peleando. Eso me fue quitado. Quedé herido, pero pude descubrir otras cosas en mi vida y hacer cosas. Fue increíble. Fue un año increíble. Crecí mucho como persona», finalizó.

Max Holloway vive un momento impresionante como profesional de MMA. La última derrota de ‘Blessed’ fue en 2013, contra Conor McGregor. En esa ocasión, sin embargo, el americano tenía apenas 21 años. De allí para acá, él ganó 13 peleas consecutivas.

Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en Noticias