Síguenos en

Entrevistas

En la sombra de su hermano Erick Silva, Gabriel debuta en el UFC en busca de afianzarse

A pocos días de hacer su estreno en el mejor evento de MMA del mundo, Gabriel Silva busca, además de la novena victoria en su currículo que aún permanece invicto, probar su valor y desligar su imagen a la de su hermano mayor, Erick Silva – veterano que actualmente tiene contrato con el Bellator. Para esto, el peso-gallo (61 kg) afirma ser un peleador diferente y que la exposición traída por competir en el mayor evento de artes marciales del mundo será benéfica para construir su propia historia.

Gabriel, que debutó en el MMA a los 17 años de edad, enfrenta al americano Ray Borg, este sábado (20), en el ‘UFC on ESPN 4′, en los Estados Unidos. Pero para llegar al torneo, el hermano de Erick formó parte del programa ‘Lookin’ for a Fight’  y recibió una oferta de contrato directamente de las manos de Dana White, presidente del show, mientras aún celebraba su triunfo sobre Jake Heffernan en el vestuario del ‘LFA 63′.

“Erick es conocido por su estilo agresivo, explosivo, especialmente en la pelea en pie. Yo busco la pelea en la corta distancia, me gusta ir hacia abajo y trabajar el ‘ground and pound’. Prefiero imponer un ritmo más armonioso. Tenemos estilos diferentes. Creo que estando en el UFC y mostrando mi trabajo, puedo cambiar esa visión del grande público. Ahora, voy a dar lo máximo para probar mi valor y mostrar que estoy donde estoy por méritos propios”, analizó Gabriel.

Ray Borg, adversario de su debut en el octágono, posee bastante experiencia en el evento a pesar de ser joven – el americano tiene 25 años, un más que el brasileño. Él, incluso, ya disputó el cinturón de los pesos-moscas (57 kg) contra el entonces campeón imbatible Demetrious Johnson. Tal currículo, sin embargo, no parece intimidar a Gabriel, que se mostró satisfecho con la elección de su rival.

“Si el UFC me colocó para enfrentar a Ray Borg es porque ellos creen que yo merezco pelear con alguien de este nivel. Yo lo respeto, sé que es un atleta duro, pero confío en mi trabajo. Estoy preparado para todos los caminos que la pelea me lleve. Voy a intentar imponer mi juego, ser fiel a la estrategia trazada y espero tener éxito”, concluyó Gabriel Silva.

Invicto después de ocho combates en su carrera profesional en el MMA, Silva va en busca del noveno triunfo, justamente aquel que puede colocarlo en un lugar destacado en la división. Por su parte, Borg posee un cartel con 11 victorias y cuatro derrotas y sigue presionado por dos reveses seguidos en el cage.

Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en Entrevistas