Síguenos en

Entrevistas

¡De revelación a positivo en doping! Conozca la carrera de Amanda Ribas

Amanda Ribas fue campeona mundial de MMA antes de profesionalizarse – Felipe Paranhos

En mayo de 2017, Amanda Ribas firmó contrato con el UFC y, tras haber sido campeona en el MMA amateur, estaba a punto de realizar el sueño de pelear en la mayor liga de artes marciales mixtas del planeta. Sin embargo, aproximadamente un mes después de integrar el cuadro de atletas de Ultimate, la brasileña falló un examen aplicado por la USADA (agencia antidoping americana), fue retirada del duelo que haría en julio de ese año y suspendida de la organización.

Además de la decepción de no poder debutar en el UFC, Amanda tuvo que lidiar con la espera por el juicio de su pena, que ocurrió apenas en enero de 2018. A pesar de haber sido impedida de actuar por dos años – el castigo retroactivo a la fecha en que realizó el examen antidoping, la peso-paja (52 kg) brasileña buscó mantenerse en actividad, sea dando continuidad a los entrenamientos, sea compitiendo en campeonatos de jiu-jitsu.

«Yo continué entrenando mucho, al principio estuve medio molesta, yo todavía estaba en American Top Team, así que no podía dejar de entrenar, hasta porque es lo que amo hacer. Desde que me conozco como persona, yo entreno, entonces para mi es normal entrenar. Yo estaba compitiendo en jiu-jitsu, peleé la copa de Kyra (Gracie), el EBI (Eddie Bravo Invitational), en California … Competí en los eventos que la USADA me dejaba», contó, en entrevista exclusiva al reportero de la Ag. Fight.

Inicialmente, Amanda sólo estaría liberada para regresar a los octágonos a partir de junio de 2019. Sin embargo, la USADA revisó su caso en mayo de este año. Al contrario de lo que la entidad normalmente hace, publicando un nuevo castigo más suave, la agencia simplemente extinguió la sanción aplicada a la peleadora. Con esto, ella fue programada para, al fin, debutar en el Ultimate el 29 de junio, contra Emily Whitmire, en Minneapolis (EUA).

«Fue un golpe para mí, porque yo estaba haciendo todo bien, estaba en American Top Team entrenando estrictamente, dieta estricta, y vino el bache del doping, me asusté. Cuando dijeron que había caído en un antidoping dije: ‘Espera’. Ya había hecho antidoping antes … Pero todo estaba bien, me liberaron ahora y vino con la pelea, así que me siento muy feliz», celebró, antes de explicar porque la USADA revisó su caso. «Fue contaminación, porque en mi orina tenía muy poca cantidad, era picograma», destacó, recordando la ínfima cantidad encontrada en los últimos exámenes antidoping positivos de Jon Jones: un trillonésimo de gramo.

A los 25 años, Amanda irá en busca de su séptima victoria en su cartel como peleadora profesional de MMA, que también cuenta con una derrota, ocurrida en 2015. Curiosamente, el único revés de la atleta natural de Varginha fue contra su compatriota Polyana Viana, que actualmente también forma parte del cuadro de competidoras de Ultimate.

Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en Entrevistas