Síguenos en

Entrevistas

De peleón en el colegio a atleta del UFC, Sheymon asegura: «Siento hambre de nocaut»

Sheymon Moares viene embalado por par de victorias en el octágono del UFC – Diego Ribas

En la época de colegio, justo antes de convertirse en atleta del UFC, Sheymon Moraes ya era incentivado por sus padres a practicar deportes de combate para calmar sus ánimos. Años más tarde, en la mayor liga de MMA del planeta, tendrá nueva oportunidad de mostrar justamente lo contrario, su agresividad. Ante Sodiq Yusuff el próximo sábado (30), en Filadelfia (EUA), el brasileño espera acabar con el ayuno de nocauts que lo acompaña en el octágono más famoso del mundo.

En entrevista exclusiva al reportero de la Ag. Fight, Sheymon aseguró que buscará el nocaut contra Yusuff. La última vez que ganó por la vía rápida fue en diciembre de 2015, cuando aún era integrante de otra organización de MMA, la extinta WSOF. Ahora en el UFC, intentará poner en práctica su muay thai afilado para terminar la pelea antes del final de los tres rounds previstos. A pesar de esto, el atleta creado en Niterói, Rio de Janeiro resalta que su prioridad es ganar, sea como sea.

«Siempre he buscado el nocaut, desde mi primera pelea. A veces el nocaut no sucede y estoy preparado para todas las áreas. Esta vez, no será diferente: quiero noquear, siento hambre de nocaut. Hace bastante tiempo que no noqueó, pero estoy preparado también para finalizar o hacer una pelea por puntos. Estoy en mi mejor momento, entonces ustedes verán al mejor Sheymon el sábado», proyectó el peleador, en tono entusiasta.

Al recordar su inicio en las artes marciales, Sheymon reveló que sus padres alentaron la práctica deportiva después de que él se involucrará en peleas con compañeros en la escuela. Como ya había experimentado un poco del mundo de la pelea desde muy joven, aprovechó la oportunidad para perfeccionar la técnica de combate y comenzar a competir. Y hoy puede utilizar en la mayor organización de MMA del planeta un poco de lo que aprendió en los entrenamientos y campeonatos de judo y muay thai.

«Comencé a entrenar muay thai y kickboxing con Heggas Zulu cuando tenía 14, 15 años, fue mi primer entrenador, pero mi inicio fue cuando comencé a acompañar a mi hermano mayor, que siempre entrenó capoeira, karate… y yo pequeño, con tres, cuatro años, siempre lo acompañaba a él. Con seis años empecé a entrenar judo, a competir, a tomarle el gusto, a los 13 pare el judo porque me rompí el brazo, pero siempre peleé en la calle, siempre peleé en el colegio, mis padres me pusieron a jugar con la pelota y entrenar en las artes marciales para que pudiera calmarme un poco», reveló, antes de explicar mejor y contar sobre el comienzo de su carrera.

«No buscaba pelear. Sólo no llevaba problemas a casa. Me pisaban y, en vez de reclamarle a los demás, yo lo resolvía a mi forma. Y después cuando entré al muay thai empecé a tomarle el gusto. Heggas me sacaba a competir bastante y empezó a irme bien en las competencias. Yo tenía mucha salud, mucho vigor físico, así que me fui destacando rápido en el escenario brasileño y empecé a tomarle gusto. Hasta que, con 17 a 18 años, fui a entrenar en el ‘Team Nogueira’, en el patio. Quedé más enamorado aún y estoy hasta hoy en esta batalla», añadió.

Sheymon ahora tendrá por delante a un oponente con características parecidas a las suyas. Esta será sólo la segunda pelea del nigeriano Yusuff en el UFC, pero él ya mostró su tarjeta de presentación en su estreno en diciembre pasado, al noquear a Suman Mokhtarian en el primera round. La pelea contra el brasileño será la décima en su carrera profesional, en la que sólo salió derrotado en una oportunidad. Moraes buscará añadir un nuevo triunfo a su cartel -que actualmente cuenta con 11 victorias y dos derrotas-, según lo destacó a la Ag. Fight.

«Creo que va a venir a buscarme todo el tiempo, pero después de tomar el primer golpe va a buscar la lucha en el suelo. Tenemos que esperar para ver cómo la pelea va a desarrollarse, pero si Dios quiere, al final voy a salir con mi brazo levantado por el juez. Él se expone cuando viene a golpear, pone mucha fuerza en los golpes. Puedo usar mi fuerza y ​​mi velocidad a mi favor, además de mi experiencia. Tengo un poco más de experiencia que él en la vida, en la pelea, porque tengo muchas peleas no sólo de MMA, sino de muay thai, boxeo, y creo que puedo usar esto a mi favor», concluyó.

Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en Entrevistas