Síguenos en
Covington
Louis Grasse/PxImages

Noticias

Covington no está de acuerdo con el resultado y ataca a Usman: «Es un cobarde tramposo»

Como no podía ser de otra manera, la revancha entre Colby Covington y Kamaru Usman sigue resonando en la comunidad de las MMA. En el UFC 268, evento celebrado el pasado sábado (6) en Nueva York (EE.UU.), el campeón de peso wélter (170 lb) defendió su cinturón por quinta vez al superar a su rival en decisión unánime de los jueces. Sin embargo, el aspirante al título no estuvo de acuerdo con el resultado.

En la conferencia de prensa posterior a UFC 268, Covington admitió que podría haber tenido un mejor desempeño, pero, al mismo tiempo, destacó que fue capaz de llevar a Usman hasta el final de la pelea y tener buenos momentos en ella. Cabe recordar que el excampeón de peso wélter de la organización no actuaba desde septiembre de 2020. Es cierto que la actuación del estadounidense en la revancha contra ‘La pesadilla nigeriana’ no fue tan asfixiante como la que presentó en el primer encuentro con el retador en 2019, sin embargo el peleador destacó que hizo lo necesario para destronar al rey de la división. A pesar de volver a sucumbir ante el rival, ‘Caos’ aseguró que sigue motivado y prometió enfrentarse pronto al verdugo en el octógono.

«Definitivamente, no estoy orgulloso de mi actuación. Debería haber ganado. Sinceramente, pensé que había ganado por tres asaltos a dos. Estaba demasiado cerca. Me golpeó y yo le golpeé unas cuantas veces. Tenemos asuntos pendientes. Lo digo en serio. Voy a verlo de nuevo. Todavía no he terminado con él. No creo que haya ganado claramente los asaltos uno y dos. Tal vez, el segundo asalto, porque me golpeó, pero el primer asalto estuvo muy cerca. Fue un combate muy reñido. El juez que dio el 49-46 está loco», evaluó Covington.

Al final de 25 minutos de combate, Covington y Usman sorprendieron y, tras varios ataques, dejaron de lado la rivalidad, intercambiaron palabras amistosas en el octógono y se abrazaron. Incluso, tal escena hizo sonreír al árbitro Dan Miragliotta. Sin embargo, la inusual atmósfera amistosa entre los atletas, pronto dio paso a la hostilidad. Enfurecido con la segunda derrota ante el rival, el estadounidense dijo que el mismo es un luchador tramposo y citó las jugadas polémicas que se produjeron en la revancha. Anteriormente, en el primer combate que disputaron los profesionales, ‘Caos’ también se quejó del comportamiento del nigeriano, le acusó de utilizar trucos y de contar con la ayuda del arbitraje para salir airoso del enfrentamiento.

«Usman es un cobarde tramposo. No tengo ningún respeto por ese tipo. Es evidente que es un tramposo y que ha hecho trampas en varios combates. Sostuvo mi guante contra la barandilla. En el primer asalto, fui a por un derribo y me dio dos golpes en la nuca. Dan Miragliotta es uno de los tres mejores árbitros del juego, le dije antes del combate que no dejara que este tipo me golpeara en la nuca, pero lo hizo. Si te fijas, estaba claramente en la parte posterior de la cabeza. Cuando se golpea a alguien en la parte posterior de la cabeza, definitivamente se marea muy rápidamente. Me pilló desprevenido y fue una táctica más de él para hacer trampas», se quejó ‘Chaos’.

«Nunca me verán engañando o intentando engañar. Sigo pensando que hice el trabajo, pero te prometo que no has visto lo último de mí. He llegado hasta aquí con sangre, sudor y lágrimas en el camino. Nunca hice trampa, nunca corté las esquinas. Si es el luchador número uno del peso wélter, acabo de tener dos peleas épicas con él, gané varios asaltos. ¿Dónde me sitúa eso? ¿Por qué no estoy clasificado en el peso wélter? Me olvido de que todo el mundo me odia. No puedo respetar a un tipo así. No es un luchador limpio. Soy un luchador limpio. Soy puro acero y retorcido atractivo sexual. Lo hice por las malas», concluyó.

Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en Noticias