Síguenos en

Entrevistas

Arroyo celebra el estilo de lucha compatible con su rival y promete: «Va a estar fuera»

Viniendo de dos derrotas seguidas y con «la soga al cuello», Antônio Arroyo vuelve a subir al octágono este sábado (18), en la cartelera principal del UFC Las Vegas 37. En busca de su primera victoria en la organización, el peso medio (185 lb) enfrentará al estadounidense Joaquín Buckley, quien, como él, prefiere la pelea de pie, a diferencia de los oponentes que ha enfrentado el brasileño en UFC hasta el momento.

En entrevista exclusiva con el informe de Ag. Fight, Arroyo celebró la posibilidad de enfrentarse finalmente a un oponente que favorece su estilo de juego, y mostró confianza en la superioridad de sus golpes sobre el estadounidense. Ni siquiera el estilo agresivo y el poder de nocaut que ya demostró Buckley en el octágono de UFC parecen preocupar al brasileño, quien proyectó una victoria por la vía rápida sobre su rival.

De hecho, cuando se le preguntó sobre el famoso nocaut de Buckley aplicado a Impa Kasanganay en octubre del pasado año, que tuvo una enorme repercusión dentro de la comunidad de las MMA, Arroyo reconoció los méritos del estadounidense, pero minimizó las posibilidades del golpe plástico: una patada rotada desde la derecha, después de haber recibido su golpe anterior, con la pierna izquierda, defendida por su oponente.

“Absolutamente (encaja mejor). Me gusta comerciar, me gusta la pelea de pie. Creo que si viene a intercambiar, si viene a la pelea de pie, será una pelea muy interesante. Voy a tener la ventaja y será una pelea muy divertida. Porque es un tipo que viene a terminar pronto la pelea, como yo. De mis nueve victorias, ocho fueron por la vía rápida, solo una fue por decisión. Seguramente alguien terminará la pelea rápidamente. No alguien, ¿verdad? Se va a quedar en blanco (risas)”, proyectó Arroyo, antes de comentar el famoso nocaut aplicado por Buckley.

“Eso fue algo que pasó, fue un trueno, un rayo, que cayó una vez, pero nunca aterriza en el mismo lugar. Fue una cosa sensacional, sin restarle mérito de ninguna manera, pero creo que es muy difícil que vuelva a pasar”, añadió.

El estilo de lucha de su oponente también es visto por el brasileño como una oportunidad para ofrecer un espectáculo a los fanáticos y, principalmente, al dueño de la decisión final sobre una posible renovación de contrato: el presidente de UFC, Dana White. Consciente de su delicada situación de la organización, Arroyo admite que una victoria es fundamental para la continuidad de su carrera en la franquicia, pero reconoce que, en caso de una derrota, su mejor oportunidad para evitar ser despedido es lograr una actuación destacada, lo que demuestra su valor para el máximo líder del espetáculo.

“No sé si es la (pelea) más importante, pero definitivamente es una de las. Nos guste o no, ya estoy con la cuerda alrededor del cuello. Si pierdo, se complica mucho. Mi contrato es por cuatro peleas, esta será la tercera. Pero no puedo darme el lujo, ni el riesgo, de perder esta y tener que ir a una cuarta pelea, para demostrarlo en la última pelea del contrato”, reflexionó el medio, antes de continuar.

“Por eso vine aquí (a los EE. UU.), Me preparé lo mejor que pude, invertí mi dinero, invertí mi tiempo, pasé tiempo lejos de las personas que me importan. Haciendo todo lo posible para estar más preparado y poder dar un espectáculo el sábado. Y tal vez incluso, no sé, Dios no lo quiera, que pierdo, pero que pierdo haciendo una pelea, que Dana White ve que soy un tipo que tiene que estar ahí, que no puedo dejar el UFC. Pero creo que voy a ganar y voy a montar un espectáculo. Si no inventa la pelea, eso es lo que pasará”, concluyó Arroyo, quien luego de su última pelea, trasladó su campamento de Belém (Brail) a Albuquerque, en Nuevo México (EE.UU.), donde se unió al equipo Jackson Wink.

En las MMA profesional desde 2014, Antônio Arroyo tiene nueve victorias, ocho de ellas por sumisión o nocaut, y cuatro derrotas en su récord. En la UFC, donde ganó un lugar luego de participar en las versiones brasileña y estadounidense del programa Contender Series, el peso medio fue derrotado en los dos partidos disputados hasta el momento, por el también brasileño André ‘Sergipano’, en su debut por la organización, y por el estadounidense Deron Winn.

Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Entrevistas